El PAN exigió que la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, comparezca en el Congreso del estado para rendir cuentas por la compra de 12 respiradores artificiales usados que serían donados al gobierno estatal.

A la Auditoría Superior del Estado (ASE) se solicitó iniciar una revisión de la adquisición de los equipos, pues se advirtió posible sobreprecio, como han acusado los panistas también en la compra de despensas y kits médicos.

Las demandas se realizaron este miércoles por la coordinadora de la bancada del blanquiazul, Mónica Rodríguez Della Vecchia, en la sesión ordinaria del pleno celebrada por internet.

En su intervención denunció posibles actos de corrupción en la compra de aparatos, ya que cada uno sería pagado a 1.3 millones de pesos y el lunes se descubrió que eran usados e incluso inservibles.

Al calificar el hecho como una muestra de “incompetencia” del ayuntamiento, se pronunció porque se inicien procesos administrativos contra los funcionarios involucrados.

La también presidenta de la Mesa Directiva del Poder Legislativo aseguró que el gobierno municipal ha exhibido previamente su intención de sacar beneficio económico de la pandemia por Covid-19, pues acusó sobrecosto en la compra de kits sanitarios y despensas que se han repartido en la capital.

Por ello consideró necesario que a la brevedad comparezca Rivera Vivanco ante los diputados, para dar cuentas de las acciones gubernamentales durante la contingencia, ya que reprochó que lejos de beneficiar a la población han resultado fallidas y con tintes de corrupción.

El ayuntamiento donaría los respiradores al gobierno del estado el lunes, pero la Secretaría de Salud los rechazó al percatarse que estaban usados y no eran funcionales. 

En su defensa, el secretario de Administración municipal, Leobardo Rodríguez Juárez, aseguró que el equipo no se había pagado y que el ayuntamiento analiza rescindir el contrato a la empresa Fulgen S.A., pues el compromiso era que los aparatos serían nuevos.