José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, dio a conocer que se está analizando solicitar un amparo colectivo para lograr la reapertura del polígono norponiente del Centro Histórico en la ciudad de Puebla.

En entrevista, el dirigente de la organización de comerciantes mencionó que en caso de que se alargue el periodo de cierre de negocios por la pandemia del Covid-19, se encuentran evaluando la posibilidad de interponer dicho recurso legal.

Lo anterior por la inconformidad con la medida implementada por el Ayuntamiento de Puebla de cerrar el flujo vehicular en las calles del Centro Histórico, específicamente en la calle 3 Oriente-Poniente, la 18 Oriente-Poniente y en la calle 2 Norte-Sur a la 11 Norte-Sur, lo cual ocurre desde el pasado 20 de abril.

"Se ha platicado con diferentes organismos para la posibilidad de interponer un amparo colectivo para la reapertura del Centro Histórico de Puebla, para que en caso de hacerlo, se haga en conjunto", indicó.

Aseguró que desde hace ocho semanas ha disminuido el flujo vehicular y aunque reconoció que en las últimas dos semanas se ha relajado el confinamiento, consideró poco visible el nuevo decreto del gobernador de Hoy no Circula, que arrancó este día en la capital y en otros 20 municipios del estado.

"Sí, hemos visto disminuido el tránsito vehicular en la ciudad pero no vemos que este sea un método para que los contagios disminuyan. No creemos que la solución sea el nuevo decreto del gobernador del Hoy no Circula", explicó.

Ante esta situación, mencionó que la población y los comerciantes deben aprender a convivir con el virus, por lo cual propuso que si se reabren a la circulación se tomen una serie de medidas para evitar contagios, como lavamanos portátiles, uso  gel antibacterial, cubrebocas y de pistolas para medir temperatura corporal.

"Tenemos que cambiar y mejorar mucho la forma en la que estamos acostumbrados a vivir y a convivir o a realizar nuestras compras, así nosotros como comerciantes tenemos que tomar medidas como a la sana distancia y la autoridad debe tomar medidas inmediatas para hacer de esto algo positivo (...) lavabos portátiles, gel antibacterial, cubrebocas y pistolas para revisar temperaturas", detalló.

Recordó que en el Centro Histórico, por la pandemia, al menos 300 comercios de los 10 mil agremiados no tendrán la posibilidad de volver a reabrir sus puertas y podrían sumarse más en los próximos meses si las autoridades no comprenden la situación crítica en la que se encuentran los comerciantes.