Con un disparo en la cabeza, fue asesinado Fidel Arcos García, hijo del ex presidente municipal de Esperanza, Fidel Arcos Ramírez.

El cuerpo de Arcos García, de 31 años de edad, quedó en el interior de una camioneta a orillas de la carretera estatal de Santa Catarina a Los Reyes, a la altura de Esperanza.

El crimen fue reportado el 28 de abril, alrededor de las 7:30 horas, cuando automovilistas que circulaban por el lugar observaron una camioneta abandonada con un hombre sin moverse, entre los campos de cultivo.

Policías y Técnicos en Urgencias Médicas (TUM’s) se dirigieron al punto, donde tras las revisiones correspondientes informaron que el hombre carecía de signos vitales debido a que recibió un impacto de bala en la cabeza.

Por lo anterior se solicitó el apoyo de los agentes estatales de investigación, quienes encabezaron las pesquisas de ley para el levantamiento del cuerpo.

Concluidas las diligencias, los agentes ministeriales ordenaron el traslado de cadáver a la morgue. A la par, la camioneta tipo pick up, marca Chevrolet Silverado, color arena, de modelo reciente, en la que fue ejecutado el hoy occiso, quedó asegurada por la Fiscalía de Puebla a fin de que se continúen con las investigaciones a las que haya lugar y esclarecer los hechos.

Posteriormente se confirmó que el occiso respondía al nombre de Fidel Arcos García, de 31 años de edad, quien además era hijo del finado ex presidente municipal de Esperanza, Fidel Arcos Ramírez, quien ocupó el cargo entre 2011 y 2014 bajo los colores del Partido Acción Nacional (PAN).