El Covid-19 es un virus que en la mayoría de los casos se propaga a través del aire, aunque es muy importante tener cuidado con las superficies con que convivimos cotidianamente.

El tiempo de duración exacta de la vida del virus en una superficie depende de muchos factores, entre los que se incluyen la temperatura, humedad y el tipo de superficie circundante.

De acuerdo con el ingeniero Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE, el COVID-19 podría vivir en superficies de acero inoxidable hasta por 72 horas, en cartón por 24 horas y en cobre por 4 y seguir siendo contagioso.

Otros coronavirus tienen la capacidad de vivir en superficies de metal, plástico y vidrio por un periodo de cuatro o cinco días, y podrían persistir hasta nueve días más, dependiendo nuevamente de la temperatura y humedad.

Para lograr desinfectar adecuadamente las superficies, los especialistas han recomendado usar limpiadores a base de alcohol que contengan al menos un 70 por ciento de este líquido para superficies duras y lavar telas en agua que tenga al menos 30 °C. Pero tal vez te hayas preguntado qué les sucede a los virus que llegan a los postes que se encuentran en la calle, la ropa y los picaportes de las puertas.

El Journal of Hospital Infection publicó una investigación donde analizó 22 estudios sobre los coronavirus SARS y MERS; en ésta señalaron que, en promedio, los virus persistieron en las superficies de metal, plástico y vidrio a temperatura ambiente durante cuatro o cinco días, y que podrían persistir hasta nueve días, dependiendo temperatura y humedad. 

No está claro cuánto tiempo pueden durar los virus en las telas, pero en general tienden a durar un menor tiempo en comparación con las superficies duras como el acero inoxidable, según la Clínica Mayo, aunque también puede depender de qué material está hecho el tejido.

Como precaución adicional, algunos expertos recomiendan cambiar a ropa limpia en cuanto se llega a casa si hemos estado en contacto con grandes grupos de personas en el trabajo durante todo el día.

 

Limpiar correctamente las telas

Para reducir la exposición a los virus y otros gérmenes debes lavar la ropa y otras telas regularmente. Lavar la ropa en agua de al menos 30°C “disminuye significativamente, pero no elimina, la carga bacteriana”, como se menciona en un estudio publicado este 2020 por el Journal of Small Animal Practice, que examinó las bacterias en los ambos de los médicos.

Para desinfectar aún más las telas, se recomienda agregar lavandina o lavandina de color y diluirla con agua. Otras recomendaciones incluyen no llenar en exceso la lavadora, lo que brindará espacio a la ropa para remover vigorosamente el agua jabonosa desinfectante, según el Consejo de Calidad y Salud del Agua del Consejo Estadounidense de Química.

Correr la ropa a través de un ciclo de secado también es clave para eliminar los gérmenes. Para esto, la luz ultravioleta del sol tiene propiedades desinfectantes que matan ciertos tipos de bacterias.

Foto: Twitter / @KarlaMawcinitt