El gobierno de Donald Trump  anunció un plan para reactivar la economía norteamericana ante la crisis de coronavirus que vive Estados Unidos, a través de criterios que deberán seguirse, dejando en manos de los estados o condados la decisión sobre cuándo iniciar el proceso.

Tras sostener una conferencia telefónica con gobernadores, se dio a conocer que las recomendaciones no dan fechas para comenzar el plan, pues a diferencia de lo que en un primer momento se planteó por parte del presidente al asegurar que él tenía la autoridad para obligar a los gobernadores a reactivar sus estados, se  garantizó que cada estado podrá tomar sus decisiones basadas en sus propias necesidades.

El plan describe los criterios de selección estatales o regionales propuestos para cada fase. Incluye cuándo reabrir restaurantes, bares, gimnasios y espacios públicos y brinda orientación a los empleadores, así como la introducción gradual de viajes no esenciales.

De acuerdo a Univisión, la Dra. Deborah Birx resumió las fases que la administración ha dado como directrices a los estados para que puedan reabrir sus economías.

Fase 1:

·         Las personas vulnerables se quedan en casa

·         Mantener la distancia física

·         Evitar grupos mayores de 10

·         Se alienta al trabajo desde casa

·         Evitar viajes no esenciales

Fase 2:

·         Las personas vulnerables continúan en los hogares

·         Se mantiene la distancia social

·         Evitar grupos de más de 50 personas

Fase 3:

·         Reapertura de escuelas

·         Continuar con pruebas asintomáticas

·         Vulnerables pueden reanudar las interacciones públicas, pero manteniendo distancia social

·         Las poblaciones de bajo riesgo deberían minimizar el tiempo que pasan en entornos abarrotados

·         Reanudar la dotación de personal sin restricciones de los lugares de trabajo.

Con información de CNN en Español y Univisión