Durante esta Semana Santa y en pleno Jueves Santo, las y los poblanos se olvidaron de las medidas sanitarias y de prevención para evitar un número mayor de contagios por coronavirus (Covid-19) y acudieron a comprar mariscos sin importar que abarrotaran los establecimientos.

La ‘Sana Distancia’ simplemente pasó de largo y no impidió que la gente acudiera a la zona de pescaderías de la capital poblana desde muy tempranas horas de este día. Con todo y la contingencia sanitaria, adquirir pescados y mariscos era la prioridad.

En un video publicado por el portal Contraparte se aprecia a un vendedor ofrecer pruebas a los compradores sin llevar algún guante especial. Entre asistentes y locatarios el uso de cubrebocas, así como de gel antibacterial, fue realmente mínimo tanto para atender como para recibir el dinero en efectivo.

Recientemente, la Secretaría de Gobernación del Ayuntamiento de Puebla recomendó el uso de cofia para los vendedores, así como recibir el dinero en canastas, pero estas medidas simplemente fueron nulas para este jueves santo.

 

Foto: Captura de Pantalla de Twitter / Contraparte