El Movimiento para la Defensa del Agua y la Tierra (MODAT) acusa que la empresa Granjas Carroll de México S. A de C. V. (GCM) y autoridades estatales amenazaron a ejidatarios de Cuyoaco como una forma de presión para que liberen y vendan tierras.

Mediante un comunicado recordaron que en 2017 la empresa comenzó a comprar terrenos en el ejido de Guadalupe Victoria con miras a ampliar sus instalaciones.

Sin embargo estas compras se hicieron de manera irregular pues no respetaron lo previsto por la ley agraria, afectaron los intereses de otros ejidatarios de la comunidad y ellos han impedido la ocupación de los predios comprados y nuevas ventas.

Con los gobiernos previos, recibieron presiones de las autoridades estatales para liberar las tierras y vender otras más. Del gobierno de Luis Miguel Barbosa Huerta esperaban un cambio, pero no ha sido así.

El 13 de marzo citaron a uno de sus representantes para pedirle facilidades y al negarse, hacia finales de mes se registró un enfrentamiento verbal en el ejido.

Los hechos ocurrieron el 30 de marzo cuando representantes de la empresa se presentaron acompañados por policías ministeriales y agentes de la fiscalía estatal.

Los funcionarios y representantes de la empresa, acusan, amenazaron con que denunciarían a los representantes e inconformes y temen que se les señale por haberles secuestrado.