Al buscar agua en un pozo, un campesino se llevó una desagradable sorpresa cuando en lugar de eso encontró un cadáver al fondo de un pozo, en el municipio de Huejotzingo.

Con base en reportes policiales se sabe que la tarde de este lunes un hombre se estaba trabajando en unos sembradíos ubicados en las inmediaciones de la colonia Gustavo Díaz Ordaz.

Fue mientras intentaba sacar agua del pozo que se percató de que algo impedía que la cubeta llegara al fondo, por lo que decidió usar una lámpara para inspeccionar.

En ese momento el ejidatario descubrió que había un cuerpo evidentemente sin vida, por lo que de inmediato llamó al número de emergencias 911 para pedir la presencia de la Policía Municipal de Huejotzingo.

Ante esta situación los uniformados municipales y elementos de la Unidad de Protección Civil Municipal arribaron para extraer el cadáver del pozo con el uso de poleas.

Debido a la humedad y al tiempo que llevaba dentro del pozo, no fue posible determinar si se trataba de un hombre o una mujer, así como el tipo de lesiones que presentaba, según informaron peritos de la Fiscalía General del Estado.

Ante esta situación el cadáver fue inscrito en calidad de desconocido y trasladado al servicio médico forense para practicarle la necropsia de rigor y esperar que alguien pueda acudir a identificarlo.