La delegación en Puebla de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó inspecciones en las tiendas Bodega Aurrerá sucursales Xonaca y Chulavista, donde se detectó un alza injustificada en los precios y se aplicó la suspensión correspondiente.

De acuerdo con personal de la dependencia, las inspecciones se realizaron el sábado por la tarde en ambas tiendas pertenecientes a la cadena de supermercados Walmart, ante las denuncias de los usuarios por el precio de suministros de la canasta básica.

Durante la revisión, el personal de la delegación en Puebla de la Profeco detectó encarecimiento injustificado de arroz y frijol en marcas en específico, por lo que hace a la sucursal Xonaca ubicada en el Bulevar Xonaca y la 24 Norte.

En tanto que en una segunda inspección, realizada en la sucursal Chulavista, de la 11 sur y 31 poniente, se detectó alza en el precio del arroz específico de una marca y en el huevo, por lo que en ambos casos se inmovilizaron los anaqueles con esta mercancía.

Adicionalmente la delegación de la Profeco colocó los sellos de suspensión en los accesos de la tienda para notificar a los usuarios de las anomalías, aunque esto no impide la operación del resto de la tienda pues solo son productos específicos los que presentaron irregularidades.

El incremento en el precio de productos básicos como el huevo o las tortillas provocó una serie de señalamientos por parte del gobernador Miguel Barbosa Huerta en contra del titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla y Alfredo Torres Campos, delegado en Puebla de la dependencia.

Tras señalar a los funcionarios de omisos y de no atender los llamados del gobierno estatal, la dependencia negó que el gobernador hubiera intentado comunicarse y señaló que se mantiene un trabajo constante de atención a denuncia.