Más de 100 entrevistadores del INEGI en Tehuacán fueron notificados de un recorte laboral, por lo cual, se les daría su liquidación proporcional a los días trabajados, pero, los afectados solo pidieron que se les pague lo establecido en el contrato. 

Dicha situación ha dejado a la expectativa al personal, pues ya tenían bastante información que habían obtenido a través de las encuestas, incluso algunas ya habían culminado el trabajo asignado, sólo estaban a la espera de que se cumpliera la fecha de su contrato. 

"En INEGI había dos etapas, la primera enumeración, que ya concluyó contratos, y luego venía verificación que complementa los operativos para la cobertura total de las viviendas. El contrato terminaba el 17 de abril  para supervisores y verificadores, pero por la contingencia los mandaron a descansar, el gobierno federal dijo que todas las empresas tenía que liquidar a los trabajadores" indicaron. 

Fue hoy, viernes cuando se notificó a los colaboradores que debían presentarse en San Lorenzo Teotipilco, para ser notificados sobre la disposición y se les pidió que firmaran la renuncia.