Kiara N, de 27 años de edad, detenida por dejar a su hija atada a una banca del Paseo Bravo, enfrenta el delito de abandono de persona, cargo por el cual se prevé que este miércoles quede a disposición de un juez de control que resuelva su situación jurídica.

De la menor ahora se sabe que tiene un año y ocho meses de nacida y se encuentra con salud estable  bajo resguardo del DIF estatal.

El 30 de marzo, Kiara llegó a la avenida Reforma y 11 Sur, a un costado del reloj de El gallito, donde amarró y abandonó a su hija junta con un letrero que decía: “si no me dejaron tener a mis dos bebés juntos, entonces no la quiero”, para después huir de la zona frente a los ojos de varios testigos.

Quienes se percataron del hecho que incluso fue grabado y difundido en redes sociales, dieron parte a la policía mientras que otras personas más siguieron a la joven, la cual llegó hasta un restaurante de comida rápida en la avenida Juárez  y calle 13 Norte, sitio hasta el que arribaron elementos de la Policía Estatal Turística para arrestarla.

Otros uniformados de la misma corporación policiaca se dirigieron a la zona del Paseo Bravo para  resguardar a la menor hasta que fue entregada al DIF estatal.

El hecho inmediatamente fue condenando por testigos y usuarios de redes sociales, quienes incluso pidieron un castigo ejemplar para esta mujer por abandonar a su pequeña hija.