Médicos, enfermeras, residentes, técnicos en salud atienden una pandemia en medio de carencias, falta de equipo y desinformación. Algunos de quienes trabajan en el sistema sanitario contaron a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI)I lo que sucede en sus clínicas.

En hospitales públicos del país, médicos y enfermeras han salido a protestar, a exigir equipo, capacitación, mascarillas, cubrebocas, protocolos e, incluso, algo tan elemental como la información que les permita atender la pandemia.

Algunos de esos trabajadores de la salud cuentan que tienen que llevar sus propios gorros o batas desechables. Dicen que protestan porque desde hace meses, mucho antes de la llegada de Covid-19 a México, en algunos hospitales el gel antibacterial, los guantes, y ciertos medicamentos habían desaparecido de los anaqueles.

Aunque las quejas por falta de material médico no comenzaron con la pandemia, se han agudizado a partir de ésta.

El director de prestaciones médicas del IMSS, Víctor Hugo Borja, dijo el 26 de marzo en la conferencia diaria sobre Covid-19 que ha habido 23 manifestaciones o protestas de personal médico en 12 estados del país. Sólo en la última semana, personal de tres hospitales en la Ciudad de México tomaron las calles para exigir insumos.

La tercera semana de marzo trabajadores del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias pararon para exigir material. Dos grupos más, en la Clínica 32 del Seguro Social y del Hospital Regional número 2, cerraron para reclamar el abasto en insumos para poder hacer su trabajo.

La queja no solo es de los médicos de hospitales de especialidad, los residentes— estudiantes de distintos grados de la carrera o especialidad— también se han inconformado.

MCCI buscó testimonios sobre lo que vive hoy, en la antesala de la llegada del pico de la pandemia, el personal de salud. Por obvias razones, se identifica al denunciante solo por nombre de pila.

 Entre el personal de hospital Belisario Domínguez del ISSSTE, en Tuxtla Gutiérrez, circula la fotografía de una mujer en traje y gorra quirúrgicos, botas médicas desechables, guantes y una botella de cloro limpiando las paredes de acero del elevador. Se dice que ahí fue transportado un paciente sospechoso de Covid-19.

Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en: https://contralacorrupcion.mx/covid-19-temor-desinformacion-hospitales/