El sector farmacéutico y los vinculados a la fabricación de material sanitario y desinfectantes son hasta ahora los beneficiarios de la crisis mundial por el coronavirus.

Encontrar una vacuna servirá sin duda para salvar vidas y reportará magníficos dividendos a sus descubridores, especialmente si se comercializa desde la iniciativa privada

Las acciones de PharmaMar, especializada en la investigación de productos innovadores, llegaron a subir 33% luego de que la compañía anunciara que uno de sus medicamentos antitumorales podía servir como vacuna contra el Covid-19, según una nota del diario El Universal.

Otros laboratorios también han experimentado fuertes subidas en bolsa tras revelar avances puntuales en sus investigaciones para frenar la pandemia, a pesar de que todavía no hay nada concreto.

“La agricultura y la alimentación están rindiendo a tope ante esta situación, porque hay gente preocupada, que tiene más necesidad de acopio de alimentos. También tendrá un salto importante la distribución logística, así como el comercio electrónico que tiene un despunte increíble.

“Esto, porque en una sociedad de consumo y con la gente confinada en casa hay un notable incremento de compra online”, señala Mónica Melle, economista y profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Empresas distribuidoras y de comercio electrónico como Amazon están contratando ya a decenas de miles de trabajadores en Estados Unidos y en el resto del mundo para enfrentar el aumento de la demanda, sobre todo en aquellos países que han decretado el aislamiento de su población.

La pandemia multiplicará significativamente los ingresos de compañías textiles dedicadas a la confección de productos sanitarios y material de prevención, además de beneficiar a los fabricantes de artículos de higiene.

En Reino Unido, los desinfectantes aumentaron sus ventas en 255% en febrero pasado en comparación con el mismo periodo de 2019, según datos de la firma de investigación de mercado Kantar. En Estados Unidos la venta de este tipo de productos, entre los que se incluye el gel para manos, subió en febrero más de 70%, detalla un informe de la consultora Nielsen.