La crisis por la propagación del coronavirus en Puebla podría traer graves repercusiones para el sector servicios en la entidad donde hay más de 1.1 millones de empleos en más de 33 mil empresas como restaurantes, hoteles, tiendas y centros comerciales.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) realizó un ejercicio de datos para documentar la repercusión económica que tendrá el cierre de comercios por la cuarentena.

El órgano empresarial señaló que en todo el estado hay 33 mil 901 comercios del sector servicios, que generan 1 millón 186 mil 535 empleos, de los cuales el 60 por ciento corresponde a mujeres.

Para el municipio de Puebla existen 11 mil 182 comercios y 391 mil 370 empleos en el sector de servicios, los cuales destinan entre un 17 y un 25 por ciento del total de sus ingresos al pago de impuestos y un porcentaje ligeramente mayor al pago de salarios, ya que en promedio por cada empleado hay tres dependientes.

La Canirac expuso que los empleados se encuentran en una encrucijada pues si salen a trabajar corren el riesgo de contagiarse del Covid-19, pero si se quedan en sus casas se ven golpeados en sus ingresos, además de que se ven afectados los sectores agrícolas por el suministro de insumos.

Justifican suspensión de impuestos

Con estos datos el sector empresarial señaló que se justifica la demanda de que se suspenda la acción tributaria y el pago de servicios, a fin de que apenas pase el período de aislamiento se pueda retomar la actividad comercial sin pérdida de empleos.

Los empresarios piden incentivos o apoyos para suspender los pagos por agua, gas, teléfono y energía eléctrica y  el pago  del Impuesto Sobre la Renta, el  Impuesto Sobre la Nómina y el Impuesto al Valor Agregado.