El pasado martes, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Policía de Investigación (PDI) de la Ciudad de México localizaron uno de los presuntos cuartos de tortura del grupo delictivo ‘La Unión’.

El hallazgo se logró durante un cateo ejecutado en una vecindad de la calle Jesús Carranza, en el Barrio de Tepito. En el lugar se encontraron restos de sangre, misma que estaba regada por el piso y en las paredes. Un sillón roto, un cartón ensangrentado y papeles manchado fueron parte de lo hallado.

Algunas partes del inmueble también tenían huellas de los tenis de quienes estuvieron ahí y caminaron sobre ellas.

Personal que participó en el operativo reveló que la principal sospecha es que las víctimas, principalmente comerciantes que se negaban a pagar las extorsiones o incluso rivales de la misma agrupación, eran llevados hasta ahí para ser sometidos.

Esta no es la primera vez que los investigadores encuentran un cuarto similar. En 2017, las autoridades hallaron uno en un departamento de Peñón 72, donde también se localizó sangre en pisos y paredes y rollos de cinta canela.

En ese año, los investigadores llegaron al lugar luego de que un joven al que La Unión mantenía cautivo lograra escapar.

Los elementos policiacos comenzaron indagatorias en el lugar luego de que descubrieron que algunos departamentos que ya habían sido asegurados tiempo atrás volvieron a operar.

Aunque la Fiscalía contra Narcomenudeo colocó sellos y candados, miembros del grupo delictivo los quitaron y pusieron sus propias cadenas para que sólo ellos pudieran entrar. En total fueron 11 departamentos cateados con una orden judicial.

En algunos la venta de droga ya se había reanudado, pues incluso ya había anuncios de precios y en una puerta podía leerse “Solo lo mejor”.

 

Foto: Captura de pantalla de Twitter / Carlos Jiménez