Ni las auditorías externas ni las revisiones del Congreso local al gasto de los Servicios de Salud del estado de Puebla (SSA) entre 2017 y 2018, detectaron el uso de facturas falsas que sí advirtió la agrupación civil Impunidad Cero.

De acuerdo con una investigación de la organización, en la entidad se desviaron 124.1 millones de pesos mediante la compra de medicamentos con 157 facturas apócrifas, entre 2014 y principios de 2019.

El periodo corresponde a los gobiernos de Rafael Moreno Valle, José Antonio Gali Fayad y Guillermo Pacheco Pulido, mientras que los titulares de los Servicios de Salud en ese lapso fueron Salvador Escobedo Zoletto, Arely Sánchez Negrete y Lucía Ojeda Lara.

Sobre el tema, Escobedo rechazó los señalamientos al indicar que las adquisiciones se realizaron bajo la supervisión de la entonces Secretaría de la Contraloría –hoy Secretaría de la Función Pública–.

No encuentran anomalías

De acuerdo con los dictámenes que el despacho contable Zaragoza Rocha y Asociados emitió tras realizar auditorías a los Servicios de Salud entre 2017 y 2018, sostuvo que el gasto se apegó a la normativa financiera estatal y federal.

En ambos periodos, la firma dictaminó que no hubo discrepancias en las cifras que el organismo reportó en sus actividades, flujos de efectivo, deudas, ingresos y del gasto del presupuesto.

“No existe algún incumplimiento que derive en la variación de las cifras presentadas en los informes y estados financieros”, señaló el despacho en sus informes.

En 2017 el Congreso local le aprobó a los Servicios de Salud del Estado un presupuesto anual de 4 mil 368.2 millones de pesos, mientras que en 2018 fueron 4 mil 973.3 millones de pesos.

En ambos años, las cuentas públicas además fueron avaladas por la Auditoría Superior del Estado y los propios diputados.

Extitular rechaza señalamientos

Cuestionado sobre el tema, Salvador Escobedo, quien se desempeñó como titular de los Servicios de Salud del estado entre agosto de 2015 y enero de 2017, durante el gobierno de Moreno Valle, rechazó los señalamientos.

En entrevista vía telefónica indicó que el organismo que dirigió cuenta con una unidad de financiera que es la responsable de realizar las compras de medicamentos e insumos, así como de contratar servicios.

Las compras, dijo el exfuncionario, son auditadas por el órgano interno de control de los Servicios de Salud, así como por la Secretaría de la Función Pública, según concluyó.