Dos amigos del gobernador de Baja California, el morenista Jaime Bonilla, recibieron sendas notaríasXicoténcatl Leyva Mortera y su sobrino, José Román Leyva Castro.

Tirso Adolfo Liévano, ex presidente del PRI en Tijuana y ex director general del Registro Público es otro beneficiado con una notaría, según una nota del diario Reforma.

Ex gobernador de Baja California, Leyva Mortera (1983-89) es considerado el padrino político de Bonilla. Ya había sido notario, pero cuando fue depuesto como gobernador en enero de 1989 le fue retirada la patente por órdenes del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. “Se lo merece y estamos haciéndole justicia a un hombre, que también fue un extraordinario notario y que por cuestiones políticas tuvo que renunciar a su notaría”, justificó Rodríguez Lozano.

Además de Leyva Mortera y Leyva Castro, poseen notarías Luis Alfonso Leyva Castro y José Román Leyva Mortera, hermano y sobrino del ex goberrnador.