Angelique Boyer comentó que siente la presión de la gente, quienes esperan que se casé con Sebastián Rulli.

“Yo creo que sí hay mucha presión social, definitivamente, pero creo que es parte de nuestra madurez y de nuestra evolución personal y en pareja que no nos dejemos influenciar por lo que los demás desean, o por pertenecer a un sistema que ya vimos que no funciona, y casarte no te garantiza la felicidad, no te garantiza que esa persona se va a quedar a tu lado”, dijo Angelique.

La actriz considera que más que un contrato, el amor es lo que ha hecho que ellos continúen juntos.

“Mis papás estuvieron 33 años juntos, los papás de Sebas… ¡híjole!, creo que van para 40 años juntos, o sea, realmente tenemos a los mejores ejemplos en casa, pero también creo que no es el hecho de un papel lo que hizo que tengamos esas historias de nuestros papás, sino el amor”, expresó.

Boyer recalcó el punto que la hace seguir descartando el matrimonio hasta este momento. “A veces sí se siente raro y feo que te digan ‘ay, si no se casa contigo es porque no te quiere’, creo que hemos hecho conceptos sobre el amor equivocados y el amor que sentimos es eso, el tener la opción de elegirnos cada día”.