Luego de que se viralizara la historia de Blanca Yáñez, una señora que supuestamente había sido engañada y abandonada por su hija en una estación de autobuses en Hermosillo, Sonora, las redes sociales hicieron lo propio y distintos usuarios buscaron la manera de ayudarla, así como de dar con el paradero de su hija.

En la intensa búsqueda, hubo quienes la reconocieron y desmintieron esta versión de los hechos, pues aseguraron que no está abandonada ni diabética, y que todo se trata de un falso teatro montado por ella para obtener dinero de las personas.

La mujer aseguró que tiene 45 años, padecer diabetes y tener problemas de la vista, además de ser originaria de El Fuerte, Sinaloa.

Horas más tarde, algunas personas comentaron en diversas publicaciones que estaban seguros de haber visto a la mujer desde el 2016 en diversos puntos de la ciudad pidiendo ayuda.

“Mentiras, aquí en Sonoyta (ciudad al noreste de Sonora) también anduvo con la historia de que su esposo estaba enfermo, que bárbara. Por culpa de personas como esta no se confía en ayudar a otros”, escribió una usuaria en Facebook.

 

Foto: Capturas de pantalla de Twitter