Al menos una decena de conocidas marcas de cereales contienen un tipo de pesticida que se considera cancerígeno, de acuerdo con una denuncia del Grupo de Trabajo Ambiental (EGW, por sus siglas inglés) en un estudio publicado a principios del 2019.

La organización ecologista analizó 45 productos hechos de avena y dictaminó que todos menos dos contenían rastros de glifosato, que es un herbicida capaz de causar cáncer en animales y muy probablemente en humanos, de acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

De los productos analizados, 31 tenían niveles que se encuentran por encima de lo que científicos de EWG consideran seguros para los menores, que es de 0.01 miligramos por día.

Entre los productos con rastros de glifosato se encuentran marcas como Cheerios, Quaker Old Fashioned Oats, Quaker Dinosaur Egg Instant Oats y Back to Nature Classic Granola, informó el canal televisivo CBS News, tomando como base los resultados del informe.

A través de un comunicado, el presidente de EWG, Ken Cook, lamentó dicho hallazgo.

“Crecí comiendo Cheerios y Quaker Oats mucho antes de que estuvieran contaminados con glifosato. Nadie quiere comer un herbicida para el desayuno, y nadie debería tener que hacerlo", expuso.

El pasado 10 de agosto del 2018, un jurado de California condenó a la multinacional Monsanto para indemnizar con 289 millones de dólares a un sujeto que culpó padecer cáncer terminal debido a su exposición con un producto con glifosato.

Monsanto, por su parte, defendió el producto y señaló que el glifosato es seguro para el consumo humano.

El glifosato, naturalmente, generó una gran controversia en todo el mundo por los presuntos efectos perjudiciales que tiene tanto para la salud de las personas como para las tierras rociadas con productos que lo contienen.

Foto: Twitter / @cheerios