Algunos se la pasan regañando al entrenador, otros quieren dirigir… y unos más optan por atacar y agredir al rival.

En una escuela secundaria de Carolina del Norte, Estados Unidos, un hombre llamado Barry Lee Jones se lanzó contra un adolescente cuando se encontraba a medio combate de lucha olímpica.

Esto ocurrió luego de que el joven afectado luchara contra el hijo de Jones y le habrían señalado un movimiento ilegal. Enardecido, el padre ingresó al centro de la acción para derribar al joven agresor.

Pese al gran empujón que recibió, el adolescente no sufrió lesiones.

Ahora enfrenta cargos de agresión simple y conducta violenta. Además, se le impuso una fianza de mil dólares.

Foto: Captura de pantalla de YouTube