Por la saturación de la celda del relleno sanitario del municipio de Atlixco, la basura de los municipios de Tepeojuma y Huaquechula será depositada en el relleno de Izúcar de Matamoros, tras su reapertura.

Aunque en algunos medios se publicó que el relleno de Izúcar no estaba funcionando de manera adecuada Jorge Moya, director de servicios públicos de Atlixco, señaló que el lugar trabaja con normalidad.

Añadió que el relleno cuenta con las características necesarias para recibir residuos de varios lugares, pero no negó que hayan existido algunos problemas con el funcionamiento de este lugar.

Recapituló de manera cronológica las situaciones por las que ha pasado el relleno sanitario, dijo, “este lugar cuenta con una geomembrana que no se compactaba de manera adecuada desde su construcción en la administración de Arturo Herrera, trienio 2008-2011”.

“Después, este relleno fue concesionado a Rubero Galileo Suárez Matías y fue hasta la actual administración que se ha exigido que se compacte y se coloquen las capas de tierra correspondientes, con el objetivo de alargar la vida útil de este depósito de basura”. 

“Desde este trienio este relleno recibe las toneladas que anteriormente los municipios de Tepeojuma y Huaquechula llevaban al de Atlixco, el cual por encontrarse al tope de su capacidad decidió cerrar sus puertas para estas localidades, porque además tenía adeudo en cuanto a su cuota para depositar sus desechos”, añadió.

Por lo tanto, ahora el depósito recibe desechos de los municipios de Tlapanalá, Tilapa, Xochiltepec, Epatlán, Atzala, Tepeojuma y Huaquechula.