Alejandra Guzmán ofreció una entrevista para el programa Ventaneando en el aeropuerto de Miami luego del problema que tuvo con algunos reporteros en México.

La hija de Silvia Pinal explicó: “Casi me matan allá en México, casi me arrancan el drenaje, aquí lo tengo, me lo iban a arrancar, ¡qué barbaridad!, no tienen abuela”.

Asegurando que va muy bien con su recuperación y que tuvo que viajar para cumplir con algunos compromisos laborales, la rockera también aprovechó la oportunidad para dar un consejo a las jóvenes que deciden hacerse tratamientos en el cuerpo.

“Que no lo hagan, yo no quiero dar lástima, pero quiero que no lo hagan, quiero que se den cuenta que la gente sigue matando y siguen inyectando esto, entonces que tengan cuidado”, finalizó.