El pleito entre la Auditoría Superior del Estado (ASE) y la BUAP podría llegar hasta los tribunales federales para determinar si la primera puede fiscalizar de forma preventiva los recursos que recibe la universidad.

La máxima casa de estudios abrió este lunes la posibilidad de ampararse en contra de la auditoría que busca practicarle el nuevo titular de la ASE, Francisco Romero Serrano, personaje públicamente afín al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El órgano fiscalizador respondió como si fuera un reto y aceptó que los tribunales determinen “lo conducente”, no sin antes confrontar al rector Alfonso Esparza Ortiz.

A través de su cuenta de Twitter la ASE defendió que su actuar es legal y constitucional, por lo que “no corresponde” a Esparza Ortiz determinar la validez de los actos.

“Las actuaciones de la @AsePue son legales y eficaces ya que derivan de la norma constitucional; y será hasta que los tribunales facultados determinen y resuelvan lo conducente, no corresponde a @alfonsoesparzao determinar su constitucionalidad”, sentenció el organismo.

BUAP acusa inconstitucionalidad

El tuit de la ASE se publicó luego de que la BUAP acusó que la auditoría preventiva para revisar recursos federales es un acto inconstitucional.

Por eso en rueda de prensa el subcontralor José Ubaldo Ramírez anunció que Esparza Ortiz no acudirá el martes a la reunión solicitada por Romero Serrano, ya que sería convalidar un acto ilegal.

"Resultaría en una convalidación de un acto que es inconstitucional y que atenta contra la autonomía de esta casa de estudios y, por ende, el derecho a la educación superior de todos sus alumnos. Como representante de la comunidad universitaria me encuentro legal y moralmente obligado a defender sus derechos y velar por sus intereses por lo que declino su petición", declaró.

También anunció que desde el 17 de diciembre se solicitó a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que atraiga por completo la fiscalización de la máxima casa de estudios del estado debido a que la auditoría local está “extralimitándose”.

Por lo anterior no descartó buscar un amparo contra lo que se considera inconstitucional y para defender la autonomía de la institución.

Diputados respaldan a la ASE

A su vez la Comisión Inspectora del Congreso respaldó la revisión preventiva y señaló que Esparza Ortiz esconde algo, por eso se niega a ser auditado.

Los diputados de la coalición Juntos Haremos Historia negaron que la fiscalización sea ilegal o viole la autonomía de la institución.

En rueda de prensa Olga Lucía Romero Garci Crespo (Morena) y Mónica Lara Chávez (PES), presidenta y secretaria de la comisión, reprobaron que la universidad busque ampararse para que no sea auditada.

Por igual aseveraron que Esparza Ortiz “teme” ser investigado y esto significa que podría ocultar algo, aunque evitaron hacer señalamientos al respecto.

Aunque la semana pasada se reunieron con Romero Serrano para conocer los avances de la auditoría, afirmaron que todavía no hay hallazgos relevantes y no estimaron cuándo culminará la revisión.

PAN pierde primer round

El PAN por su parte cayó en el primer intento por invalidar la designación de Romero Serrano como titular de la ASE, ya que el juez segundo de distrito en materia de amparo frenó el trámite de su juicio.

El diputado Oswaldo Jiménez López señaló que el recurso se presentó en el último día que había de plazo para impugnar, pero el juez consideró que ya había vencido la fecha límite, así que el trámite era extemporáneo.

El legislador afirmó en entrevista que se interpuso otro recurso para que se tramite el amparo y aseveró que tendrá éxito.

Jiménez López (junto al priísta Javier Casique Zárate) fueron los dos integrantes de la Inspectora que no estuvieron en la rueda de prensa de la comisión, por lo que el panista se sumó al rechazo de la auditoría a la BUAP y reprobó la actuación de la ASS.