Pobladores de la comunidad Santa Cruz Yancuitlalpan, perteneciente al municipio de Huaquechula, denunciaron que la granja porcina Santa Anna contamina con aguas negras las barranquillas del lugar ocasionando enfermedades al ganado, que ingiere agua en esta zona, y un brote de dengue que afecta a los habitantes de esta región.

En rueda de prensa, Maribel Laureano Castillo, una de las afectadas por la contaminación, señaló que la granja se instaló desde hace tres años sin pedirles autorización, desde ese entonces comenzó a utilizar el desagüe para desechar residuos tóxicos.

Añadió: “todo esto trae, destrucción de la flora y fauna, enfermedades y las autoridades no hacen nada porque dicen que la empresa tiene derecho a contaminar porque las barranquillas son federales y nuestros derechos ¿Dónde quedan?”.

Agregó que en promedio son 30 las viviendas afectadas “como es una comunidad muy pequeña, llegan los consorcios y nos ignoran, por ejemplo, el día 6 de enero teníamos una reunión con las autoridades para dialogar sobre esto y no llegó nadie porque estaban repartiendo juguetes”.

Leoba Laureano Castillo comentó: “el municipio no nos ha dado ninguna respuesta respecto a esta situación, solo llamó al representante de la granja, pero no hemos hecho ningún compromiso, solo un careo entre nosotros y él, pero el presidente Ciro Gavilán Domínguez no ha explicado si se va a entubar el agua o algo”.

Añadió, que han revisado la ley de las granjas porcinas y que en el artículo cuarto estipula que la empresa está obligada a tomar medidas sanitarias para evitar que los lugares o instalaciones de la granja constituyan focos de infección.

Concluyeron: “nosotros buscamos que Javier Camargo Gallegos, representante de la granja haga algo al respecto, porque ya han pasado tres años y no se puede seguir así”.