Sin aplicarse se quedaron cuatro de cada 10 pesos del presupuesto que el ayuntamiento de Puebla tuvo en 2019 para combatir la marginación. 

Así lo reconoció la secretaria de Bienestar, Marcela Ibarra Mateos, en su comparecencia de este jueves ante integrantes de la Comisión de Patrimonio y Hacienda, en la que argumentó “complicaciones administrativas” para no ejercer el 100 por ciento de los recursos de la dependencia. 

El presupuesto de la dependencia el año pasado ascendió a 153.4 millones de pesos, de los que no se usaron 64.4 millones, cantidad que equivale al 42 por ciento.

Durante la reunión, la funcionaria explicó que los 64.4 millones de pesos se quedaron en bancos como “recursos comprometidos” pues se firmaron contratos pero no se realizaron pagos debido a que los proveedores tuvieron complicaciones para presentar toda su documentación.

La funcionaria municipal encargada de combatir la marginación señaló que uno de los casos corresponde a la compra de tractores que se iban a entregar el año pasado, por 22 millones de pesos, pues la empresa incumplió con los requisitos para acreditar el pago.

Los argumentos de la secretaria fueron refutados por los regidores, quienes le cuestionaron que no acudiera a la reunión con facturas sobre los contratos que sí se pagaron y los que están por pagarse.

Incluso, la regidora Martha Ornelas, de Morena, acusó a la funcionaria de quererles “tomar el pelo”, debido a que no se presentó con la documentación necesaria.

Por otra parte, la priísta Silvia Tanús Osorio acusó que las cifras que este jueves presentó la secretaria no coinciden con los reportes que previamente presentó la Tesorería municipal.

Ante ello, el regidor Edson Cortés, también de Morena, pidió la intervención de la Auditoría Superior del Estado, pues reiteró que el gasto de la Secretaría de Bienestar no es claro.

Perderá la Comuna 6 mdp para desarrollo social

Durante el encuentro, el tesorero Armando Morales Aparicio comentó que además podrían reintegrarse a la federación seis millones de pesos debido a que son producto de “economías”, es decir “ahorros”, pero las reglas de operación federales requieren su reintegro si los recursos no se ejercen antes del 31 de diciembre.

Hay que recordar que este miércoles, la mayoría de los regidores que integran de la Comisión de Patrimonio y Hacienda del ayuntamiento de Puebla reprobaron los estados financieros correspondientes a diciembre de 2019, pues cuestionaron un gasto súbito por casi 600 millones de pesos.

Tanús Osorio acusó que la comparecencia de la Ibarra es muestra de que no se sabe con certeza en qué se gastaron casi 600 millones en el ayuntamiento.

Desaprueban bolardos

Mientras los regidores que integran la Comisión de Patrimonio y Hacienda descalificaron los bolardos colocados en calles de la capital e incluso pidieron su retiro, la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, pidió tiempo para que los automovilistas se acostumbren a la medida.

El tema será discutido durante la sesión de Cabildo de este viernes, en la que se planteará la suspensión del programa para instalar también macetones y biciestacionamientos.

Durante la comparecencia que este jueves tuvo Rubio Acle con los integrantes de la comisión, la regidora de Morena Libertad Aguirre Junco señaló que la ciudadanía está pidiendo “a gritos” que los bolardos sean retirados pero la comuna no ha escuchado esas peticiones.

“Esto nos está costando trascendentales mentadas de madre… es una necedad que sigas insistiendo, la gran mayoría de los regidores sabemos que esto tiene que parar el mismo día de hoy, no puede ser que no entendamos lo que los ciudadanos están pidiendo a gritos, esto tiene que parar”, dijo la regidora al dirigirse a la secretaria.

Foto: Agencia Enfoque