Genaro García Luna compareció esposado, despeinado y pálido, en la Corte de Brooklyn para escuchar los cargos que se le imputan.

Cuando la audiencia terminó, Genaro García Luna salió a paso lento, debido a los grilletes que llevaba en los tobillos. En el momento en que estuvo cerca de su madre, Genaro García Luna comenzó a llorar y la abrazó.

Un guardia tuvo que intervenir para que Genaro García Luna se apartara del lugar y continuara caminando hacia su celda.

El ex secretario de Seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón apareció vestido con su uniforme de presidiario: pantalón color caqui, sudadera gris y tenis.

Durante la audiencia estuvieron presentes su madre, su esposa y sus dos hijos. Genaro García Luna escuchó los cargos de narcotráfico que se le imputan y se volvió a mirar a sus familiares.

Los hijos de Genaro García Luna le respondieron con gestos de apoyo y señales de triunfo en un par de ocasiones.

Genaro García Luna se declaró inocente de los cargos que se imputan y serán los jurados quienes valoren la veracidad de sus afirmaciones.

El martes 10 de diciembre, agentes estadounidenses capturaron a Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública, en un departamento de Grapevine, Texas.

Genaro García Luna fue el encargado de la seguridad nacional durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, y ahora está acusado de corrupción.

La periodista Ginger Thompson, de la agencia de noticias ProPublica, fue quien difundió la captura de Genaro García Luna.

Ginger Thompson contó que Genaro García Luna fue capturado en un modesto departamento de Texas y que los policías encontraron fotografías en las que se ve al ex funcionario con autoridades norteamericanas.

Se asegura que la captura de Genaro García Luna forma parte de una operación derivada del juicio en contra de Joaquín El Chapo Guzmán.

Foto: Noticieros Televisa