El abogado Alberto Islas González sostuvo una reunión con el fiscal de Investigación Metropolitana, Gilberto Higuera Bernal, tras la detención de los presuntos homicidas de su hijo y señaló que el caso fue esclarecido por el trabajo de las autoridades y no por influencia de la Coparmex, con la que ha tenido una relación profesional.

En entrevista para e-consulta el abogado Islas González pidió aclarar que no es un empresario socio de la Coparmex y que sin importar el estrato social de las personas o las víctimas, todos los poblanos merecemos justicia cada vez que la delincuencia comete hechos tan atroces como un asesinato.
A tan sólo cuatro días del homicidio de su hijo a las afueras de un taller mecánico en la junta auxiliar de San Baltazar Campeche, Alberto Islas accedió a hablar con este medio para hacer un llamado a la población a unirse para exigir justicia a las autoridades, que son las responsables de garantizar seguridad a la gente.

"Ya nos debemos unir, nada de que a los fifís les pegaron y que porque son ricos o que porque intervino Coparmex los ayudó la Fiscalía. Deberíamos unirnos para buscar que si tú sientes que la justicia no te ayuda, hacer grupos para que alguien te oiga, porque solos nunca vamos a hacer nada", enfatizó.

Señaló que a través de redes sociales ha visto varios mensajes en los cuales critican que el caso está siendo investigado, e incluso esclarecido, con mayor rapidez solo porque la víctima "era hijo de un empresario de la Coparmex",pero rechazó que haya sido así y pidió dejar de lado esos prejuicios.

Higuera me recibió porque yo lo solicité

Respecto a la reunión que este martes sostuvo con el fiscal de Investigación Metropolitana, Gilberto Higuera Bernal, explicó que se dio ya que él solicitó la misma de forma escrita en la oficialía de partes del organismo, tal y como cualquier ciudadano lo haría y que está en obligación de hacerlo cuando se trata de pedir cuentas.

"Yo creo que me recibió porque lo solicité como un ciudadano. Fui a pedir la reunión y afortunadamente me recibió hoy. No me dijeron gran cosa. Básicamente lo que ya todos saben, pero sin duda todo está en la forma en la que pides las cosas", explicó.

Agregó que en la reunión no se abordaron más temas que la reconstrucción de los hechos en los cuales su hijo perdió la vida lo mismo que una segunda víctima, así como la posterior detención de dos de los responsables en Querétaro y uno más en la capital poblana.

Asimismo señaló que al momento de la reunión estaba llevándose a cabo la audiencia inicial de tres de los sospechosos, los cuales fueron trasladados al Cereso de San Miguel tras calificarse de legal su detención.

Testigos ya reconocieron a los detenidos

Aunque dijo desconocer si el arma con la que fueron privadas de la vida ambas víctimas ya fue recuperada, las autoridades ministeriales le confirmaron que los indicios balísticos recolectados en las escenas de los crímenes tienen las mismas marcas y el mismo calibre, confirmando que se dispararon con la misma pistola.

En este sentido reveló que ya hubo testigos que tras las detenciones pudieron identificar a los sospechosos, así como el vehículo Volkswagen Jetta en el que huyeron la tarde del viernes 27 de diciembre pasado.

"No son chivos expiatorios. Para mí lo de las balas es una prueba contundente para que no salgan libres, porque usaron la misma pistola para matar a ambos jóvenes. Además los testigos que hubo ya fueron a identificarlos y ojalá más víctimas hagan lo mismo para saber si tienen otros delitos", relató.

Habrá marcha para pedir paz y justicia

El padre de Beto (como todos llamaban a la víctima) adelantó que se tiene previsto realizar una marcha con sus amigos y familiares más cercanos para el próximo viernes con la finalidad de llamar a más víctimas del delito a pedir paz y justicia en Puebla.

Aunque aún se deberán definir lugar y hora de la marcha, los familiares de Beto ya planean acompañar esta movilización con una campaña en redes sociales, para lo cual crearán un hashtag como lo ha hecho la Coparmex.

El padre de Beto explicó que el motivo de la marcha será para que sus amigos puedan despedirse de él pero también para dar el primer paso en generar una sociedad comprometida con exigir justicia para todas las víctimas, sin importar clase social, raza o partido político.

Cámaras hicieron posible identificar a los asesinos

Sobre el día de los hechos, el abogado especializado en el área laboral y con antecedentes en el periodismo poblano, relató con la voz entrecortada que había ido a recoger su automóvil a un taller mecánico ubicado en San Baltazar Campeche.

Fue al salir del taller que Alberto Islas abordó la unidad y avanzó unos metros pero se detuvo al ver que el Audi de su hijo seguía estacionado. Al momento en que iba a bajar del coche escuchó un disparo y cuando bajo del vehículo corrió hacia donde está estacionado Beto, pero ya no le respondió.

Gracias a los testigos y las cámaras de vigilancia ubicadas cerca de ahí, fue posible ver en qué coche viajaban los responsables y de este modo pudieron lograr su captura y relacionarlos con el otro homicidio cometido horas más tarde.