El presidente de Volkswagen de México, Steffen Reiche, acudió este jueves a la planta armadora para presenciar la misa con motivo del 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, la cual estuvo presidida por el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa.

Minutos antes de las 11:30 horas, a bordo de una tradicional combi descapotable, el arzobispo arribó hasta la Nave 4 para oficiar la eucarística ante decenas de trabajadores que se encargan de la producción del automóvil Jetta A7.

Por su parte Steffen Reiche, quien está al frente del corporativo Volkswagen de México desde 2018, acudió en compañía de su esposa e hija para convivir con los trabajadores de la armadora en este día denominado de "Puertas Abiertas".

Como cada 12 de diciembre, la armadora en Puebla suspende sus actividades para permitir que se realicen misas y actividades recreativas para los trabajadores y sus familias, quienes pueden recorrer la mayoría de las naves y conocer las instalaciones donde se ensamblan vehículos como el Jetta, Tiguan, Golf y su línea Variant.

Para este evento la empresa entregó más de 30 mil box lunches para los asistentes, entregando hasta tres cortesías para cada uno de los empleados y sus familias, quienes ingresan exclusivamente con la credencial del trabajador.

Foto Maribel Morillón