Una trabajadora de la tienda Sears, ubicada en la 3 Poniente, en el Centro Histórico de Puebla, atentó contra su vida por una depresión generada por el deceso de un familiar, por lo que este jueves se arrojó desde la azotea de la tienda y casi le cae encima a un peatón.

La mujer sufrió un traumatismo craneoencefálico severo tras la caída, y aunque fue trasladada al Hospital de Traumatología y Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para su atención médica, murió después de ingresar.

Según confirmó a la Policía Municipal de Puebla una intendente de la tienda, María estaba en el comedor de trabajadores cuando de momento comenzó a hablar sola y caminó hacia la barda en el techo del inmueble.
Fue al llegar a la orilla de la fachada que se quedó viendo fijamente al cielo y después se lanzó, cayendo de una altura aproximada de 10 metros de altura.

En ese momento, un hombre identificado como David, que se dirigía a su trabajo, sintió como María Elena cayó a su lado alcanzando a golpearlo en el rostro y en una de las piernas, relató a e-consulta.
Dijo que por el shock del momento no pudo percatarse de lo que había ocurrido hasta que llegaron los paramédicos de Cruz Roja y Protección Civil Municipal, los que lo valoraron y descartaron que tuviera alguna lesión de consideración.

En tanto que María Elena fue trasladada de urgencia al hospital, donde finalmente murió.

Pese a esa situación la tienda continuó laborando de manera normal.

Los compañeros de María informaron a las autoridades que atravesaba por una etapa de depresión a causa del fallecimiento de un familiar, por lo que se presume que esta situación la orilló a tomar la decisión de quitarse la vida.

Foto: Especial