El rescate de más de 37 mil negativos del acervo del fotógrafo poblano Rafael Fuentes Aguilar, tuvo como resultado el libro "Foto azul", el cual constituye un importante legado de la historia poblana de mediados del siglo XX, el cual rescata la fotografía desde el lado social, más que del estético.

Caracterizado por retratar a la sociedad poblana, sin importar su estrato social, las fotografías de Fuentes Aguilar plasmadas en este libro nos muestran a aquellas personas que entre 1936 y 1949 acudieron a tomarse una fotografía en su estudio "Foto Azul", ubicado en la calle 5 de Mayo.

Aunque el estudio, que además le da nombre a este libro, fue cerrado a mediados de los 80, Mario Luis Fuentes Alcalá, nieto del artista, decidió donar los negativos de su abuelo a la Fundación Espinosa Rugarcía y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, quienes se encargaron de conformar esta obra.

"El criterio que utilizamos para seleccionar las fotografías no fue fundamentalmente estético, no queríamos hacer una exposición de fotografía en el sentido artístico, sino que queríamos rescatar los formatos que había utilizado el fotógrafo y también ver qué tipo de fotografías había, qué temáticas y, sobre todo, qué personajes estaban retratados", señaló Horacio Correa, director editorial del libro.

La  presentación del libro se realizó este jueves, encabezada por Elizabeth Rugarcía, directora de la Fundación ESRU Puebla, pero desde septiembre pasado se encuentra abierta al público una exposición de algunos de los fotogramas de Rafael Fuentes Aguilar, esto en las instalaciones de la Casa ESRU El Carmen, en la 15 Oriente número 12.

En el evento también estuvo Sara García Peláez Cruz, coordinadora del CEEY Editorial; Veronica Vazquez, investigadora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP;  Xavier Recio, Director del Departamento de Arte Diseño y Arquitectura de la Ibero Puebla, que también fingieron como editores del libro y curadores de la exposición.

Foto: Maribel Morillón