El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reconoció que grupos criminales se disputan la plaza en la capital poblana, como resultado de la estrategia de su administración para erradicarlos del estado.

El mandatario calificó como una “semana muy complicada” la serie de asesinatos que ocurrieron en la ciudad de Puebla en los últimos cincos días, en los que hubo hasta cuatro homicidios en un solo día, además del hallazgo de cuerpos desmembrados. 

No obstante, refirió luego de esos hechos, la incidencia delictiva se contuvo, por lo menos el fin de semana.  

“Yo todos los días estoy enterado del índice delictivo, sé cuántas personas fueron encontradas en la calle, asesinadas; que tiene que ver con una lucha de los mandos de la delincuencia. Nosotros disolvimos a la mafia en Puebla y hay una lucha en las calles por el control”, puntualizó.

En meses anteriores, ocurrieron en la Angelópolis hallazgos de cuerpos desmembrados con mensajes que se adjudicaron los grupos delictivos Los Rojos, Los Sinaloenses y el Cartel de Jalisco Nueva Generación. 

Grupos en pugna 

Barbosa se refirió al asesinato de un empresario y de su escolta, en las inmediaciones del Periférico Ecológico, el jueves pasado. Señaló que las víctimas viajaron de Morelos a Puebla para visitar a un interno del penal de San Miguel, y que al salir fueron seguidos por sujetos desconocidos y posteriormente ultimados. 

Ese mismo día, fue asesinada una mujer en el interior de la Central de Abasto, además de un hombre que trabajaba en una construcción de la colonia Castillotla, el cual fue ultimado a machetazos. 

Un día antes, fueron encontrados restos humanos en tres puntos de la ciudad: a un costado del mercado Soriana de Bosques de San Sebastián, en la colonia Jardines de La Resurrección y en la colonia Del Valle.

En hallazgos similares ocurridos anteriormente, los restos humanos contenían mensajes escritos que supuestamente se adjudicaron tres grupos: el Cartel de Jalisco Nueva Generación, Los Rojos y Los Sinaloenses. 

Foto: Agencia Enfoque