Andrés Manuel López Obrador prefirió no hablar sobre la despenalización del aborto y aseguró que no va a opinar sobre temas polémicos.

“Tenemos buenas relaciones con todas las iglesias, hay temas polémicos y yo trato de no abordarlos porque represento a todos los ciudadanos y en esos temas no me voy a meter”.

Sin referirse al aborto Andrés Manuel López Obrador aseguró que en temas difíciles es preferible realizar consultas.

“En nuestra democracia tradicional, cultural, en los pueblos de Oaxaca, para dar un caso, que eso viene desde la época prehispánica, la asamblea es la que decide. Entonces, en temas difíciles, la consulta”.

El miércoles 25 de septiembre, el Congreso de Oaxaca aprobó en lo general despenalizar el aborto, siempre y cuando se realice antes de las 12 semanas de gestación.

Con el voto a favor de 24 legisladores y de 12 en contra, los diputados oaxaqueños aprobaron en lo general el dictamen.

Durante la sesión asistieron mujeres que integran diversas organizaciones que están a favor de la despenalización del aborto y festejaron la decisión de los legisladores.

En las grabaciones de la sesión en el Congreso de Oaxaca se escuchan los gritos de Sí se pudo y Asesinos.

La propuesta para despenalizar el aborto llevaba 10 años congelada y durante el debate se expusieron argumentos a favor y en contra.

Oaxaca se convirtió en el segundo estado en despenalizar el aborto y la primera fue la Ciudad de México.

Iniciativa para penalizar el aborto en la CDMX

El viernes 8 de marzo, Lilly Téllez, senadora de Morena, informó que presentará una iniciativa para proteger a los individuos desde el momento de la concepción.

Aseguró que intentará echar abajo la reforma que permite que en la Ciudad de México se realicen interrupciones legales del embarazo.

Lilly Téllez le dijo al periodista Ciro Gómez Leyva, de Radio Fórmula, que el aborto es un asesinato y que debe ser penalizado.

“Presentaré una iniciativa para que se proteja a todo individuo desde la concepción. Una mujer que aborta es una criminal. El aborto es un asesinato y debe castigarse”.

Indicó que, si se logra un cambio en la Constitución mexicana, las leyes de la Ciudad de México tendrían que cambiarse forzosamente.

Afirmó que el programa de Interrupción Legal del Embarazo es un proyecto que sólo alienta la muerte.

“(Es) un programa de muerte para más de 200 mil personas”.

Crédito de la foto Andrés Manuel López Obrador