Autoridades de Puebla detuvieron a Ricardo Villa, un fugitivo que era buscado por el Buró Federal de Investigación de los Estados Unidos (FBI) por diversos delitos, entre ellos intento de homicidio, y por quien ofrecían una recompensa de 5 mil dólares por información que permitiera su captura.

Aunque las autoridades locales no han dado información oficial sobre la detención, trascendió que Ricardo Villa fue ubicado en Plaza América, ubicada en el Circuito Juan Pablo II de la capital poblana y, tras su arresto, fue trasladado al aeropuerto para abordar un avión que lo llevó hasta Los Ángeles, California.

Ricardo Villa, de 36 años de edad, era buscado desde el 26 de abril del 2015 cuando disparó contra un vehículo estacionado en el que se encontraban cuatro personas, tras una pelea en un club nocturno de Hollywood, por lo que fue catalogado como uno de los delincuentes prófugos más peligrosos.

Al momento de que suscitaron los hechos, Ricardo Villa se encontraba en libertad bajo fianza tras haber sido detenido con drogas en el Condado de Orange.

Los cargos por los que actualmente era buscado son: intento de asesinato; disparo a una vivienda o vehículo ocupado; posesión para la venta de una sustancia narcótica; posesión de metanfetaminas; posesión de sustancias controladas; delincuente en posesión de arma de fuego; posesión de arma de asalto en California y posesión de municiones.

A principios de agosto el FBI incluyó a Ricardo Villa entre los 12 fugitivos que posiblemente podrían estar en México auxiliados por sus familiares para esconderse de la justicia norteamericana, esto ante la supuesta facilidad que les supone cruzar la frontera norte y refugiarse en el país.

Esta sospecha se cumplió días después cuando fue detenido en Atlixco, Puebla, el empresario millonario Peter Chadwick, quien se encontraba prófugo desde hace 4 años acusado del homicidio de su esposa y era uno de los 15 criminales más buscados por el Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos.