Diputados del PAN, PRI, PRD, MC, NA y CPP afirmaron que desde el Congreso del estado serán oposición “responsable e inteligente” al nuevo gobierno de Miguel Barbosa Huerta, pero ofrecieron respeto y cooperación para cumplir sus compromisos de campaña. 

En sus pronunciamientos previos a la toma de protesta del excandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, convocaron a dejar atrás laconfrontación derivada del conflicto electoral del año pasado.

En la sesión solemne de investidura de este jueves, aún sin la presencia del nuevo mandatario, Raúl Espinosa Martínez se dijo orgulloso de los gobiernos panistas y advirtió que su partido será contrapeso al arribo del morenista.

Ofreció su voto de confianza y pidió dejar atrás el encono, a la vez que demandó un gobierno honesto.

En su intervención, el priista Javier Casique Zárate llamó a todos los partidos a “hacer historia” y “cancelar odios”.

“Este periodo es para iniciar una verdadera reconciliación (...) nos antecede un periodo de encono, para colocarnos del lado correcto de la historia, hay que abandonar la confrontación”, apuntó.

Recursos sin distingos: PRD

Por la bancada del PRD, Armando García Avendaño demandó administrar los recursos públicos sin distingos políticos y dar “respuestas inmediatas” a la ciudadanía.

Dio su voto de confianza al nuevo gobierno al afirmar que se nota el compromiso, aunque exigió asumir la responsabilidad y no repartir culpas por los problemas sociales.

Guadalupe Esquitín Lastiri condicionó el apoyo de Movimiento Ciudadano (MC) solamente a las “buenas causas” que promueva el nuevo gobierno, ofreció cooperación e institucionalidad y dijo que en su partido no van a “echar las campanas al vuelo” sino hasta ver resultados palpables.

Aunque apoyó a Barbosa Huerta en campaña, el único diputado de Nueva Alianza (NA), Gerardo Islas Maldonado, se presentó como oposición, pero dijo que se “unirá” en torno a las medidas que se tomen para cubrir “las necesidades de los poblanos”.

Es obligatorio exhibir corrupción

Valentín Medel Hernández, coordinador parlamentario del Partido del Trabajo (PT), celebró el arribo de Barbosa Huerta y sentenció que su administración está obligada a exhibir las anomalías del pasado reciente.

“(Este gobierno) tiene una obligación moral de dar una explicación de los actos de corrupción de gobiernos anteriores y refrendar que no se repetirán los mismos errores”, puntualizó.

Los demás partidos de la coalición Juntos Haremos Historia también celebraron al nuevo gobernador porque representa la “llegada de la cuarta transformación” a Puebla.

Gabriel Biestro Medinilla, coordinador parlamentario de Morena, señaló que a Puebla lo aqueja la inseguridad, la pobreza y la desigualdad, por lo que el nuevo gobierno tiene la encomienda de combatir los vicios de las administraciones pasadas.

“La hora de Puebla ha llegado y nos llama a todos, este es el inicio de una transformación de todos. ¡Señor gobernador, sé que no fallará!”, expresó el también presidente del Poder Legislativo.

Nora Yéssica Merino Escamilla, coordinadora del PES, felicitó al exsenador por su nuevo encargo tras las dos elecciones que enfrentó: “hoy lo logramos, gobernador, cuente con nosotros para hacer historia”, expresó.

Juan Pablo Kuri Carballo también festejó el nuevo gobierno y dijo que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) continuará siendo aliado de Barbosa Huerta “para transformar al estado con la reconciliación”.

Acuden exgobernadores

A la sesión de investidura acudieron los exgobernadores Guillermo Pacheco Pulido, Melquiades Morales Flores y Manuel Bartlett Díaz.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) federal, Olga Sánchez Cordero, acudió en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Barbosa Huerta no escuchó los mensajes de los diputados, ya que llegó al congreso del estado cuando estaba por comenzar la intervención de Biestro Medinilla, que fue el último en intervenir.

Al concluir los pronunciamientos ingresó al pleno acompañado del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Héctor Sánchez Sánchez, se hicieron honores a la bandera, rindió protesta y dirigió un mensaje de 46 minutos de duración.