La delincuencia rebasó a las autoridades en la Sierra Negra de Puebla, pues delitos de alto impacto como homicidios, robos y asaltos a transportistas en Tehuacán, que es el municipio con mayor actividad económica en la región, aumentaron hasta 3 mil 340 por ciento en los últimos cuatro años.  

Para Jorge García de la Cadena, presidente de la Asociación de Avicultores de Tehuacán, el trabajo del gobierno en materia de seguridad no ha sido suficiente para abatir el problema y alertó que está en riesgo la vida de las personas que transportan huevo, pollo y cerdo, así como la industria de esos productos que genera cerca de 250 mil empleos.

A ese panorama, dijo, debe sumarse un inminente riesgo de que esos alimentos escaseen en Tecamachalco, Cañada Morelos, Tlacotepec de Benito Juárez y Palmar de Bravo, que también han sido golpeados por la delincuencia, pues los choferes se rehúsan a viajar a esa franja.

Cunden robos

Entre el 30 de abril y el 6 de mayo, en la zona de Tehuacán fueron robados un tráiler que transportaba pollo procesado, otro con pollo vivo, una unidad más que trasladaba cerdos y una pipa de gas; sólo esta última pudo ser recuperada por las autoridades.

Las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) dan cuenta de la creciente situación de inseguridad en esa región, ya que los asaltos a transportistas pasaron de cinco a 172 entre 2015 y 2018, lo que implica un aumento de 3 mil 340 por ciento.

De manera general, los asaltos a transeúntes, a negocios y a casa habitación tuvieron un aumento del 90 por ciento debido a que en el mismo periodo pasaron de 1 mil 101 a 2 mil 87 casos.

El homicidio aumentó de 63 a 110 casos, lo que implica una diferencia del 74 por ciento. Esta cifra contempla también a conductores asesinados en carreteras de la región.

El 7 de agosto de 2018, un grupo armado privó de la vida al operador de un camión de carga que circulaba por la carretera Puebla-Tehuacán, a la altura de las vías de San Miguel Zozutla.

El nueve de septiembre de ese mismo año, se registró un asalto sobre la misma vía, en el que un hombre perdió la vida por impactos de bala.

El 18 de diciembre del año pasado, el conductor de un tracto camión fue asesinado cuando se resistió a un asalto cuando circulaba sobre el kilómetro 45 de la carretera Cuacnopalan-Oaxaca.

En riesgo la vida de conductores y la producción avícola 

García de la Cadena señaló que además de Tehuacán, los atracos han crecido en Tecamachalco, Cañada Morelos, Tlacotepec de Benito Juárez y Palmar de Bravo, a donde los transportistas ya no quieren viajar pues temen que la vida les sea arrebatada en alguno de los constantes asaltos que ocurren en la región.

“Nos han tomado la medida y nos están rebasando”, puntualizó el líder empresarial, al alertar que la situación se podría reflejar en el desabasto de los productos o bien su encarecimiento, pues insistió en que los conductores ya no quieren ir a esas zonas.

Es necesario reconocer, dijo, que el gremio de productores avícolas ha contado con el apoyo de las autoridades estatales así como de la Policía Federal, pero subrayó que las acciones que estas han emprendido no han sido suficientes y por el contrario, están rebasadas por los delincuentes.

Solamente 17 empresas del ramo en Tehuacán representan el 20 por ciento de la producción de huevo a nivel nacional, cifras que deben alertar sobre lo que podría ocurrir si el problema de la delincuencia no es atendido, comentó García de la Cadena.

Hay miedo y la gente está huyendo, ya no quiere enfrentar el problema, nos preocupa la vida y la producción”, refirió.

Imagen e-consulta