En cuatro carreteras poblanas consideradas en un mismo paquete crediticio se logró reducir su deuda en un 14.6 por ciento, de acuerdo con un reporte emitido por la calificadora Fitch Ratings.

Los tramos considerados son los de Atlixco-Jantetelco, Vía Atlixcáyotl, Apizaco-Huachinango y Los Virreyes-Teziutlán que en 2018 amortizaron 149.7 millones e hicieron un prepago de 214.8 millones más.

El manejo que en este paquete carretero de Puebla se ha hecho, agrega la calificadora, podría permitir que la deuda se pague hasta cuatro años antes de lo previsto.

Asimismo coloca a las carreteras en un lugar preferencial para que sean viables los aumentos anuales de las tarifas, acorde con la inflación a nivel nacional.

Uno de los factores que considera la calificadora además del adelanto en el pago de adeudos, es el incremento que los cuatro tramos tuvieron de usuarios durante el año pasado.

La Vía Atlixcáyotl fue la que más aumentó con 6.7 por ciento; le sigue la Apizaco-Huachinango con un 6.6; en Los Virreyes-Teziutlán el aumento fue de 6.1; y la Atlixco-Jantetelco, fue la de menos incremento tan sólo con un .5.

En cuanto a los ingresos de los cuatro tramos carreteros estos alcanzaron los 958 millones de pesos, lo que representó un crecimiento del 11.5 por ciento.