Lo que terminó como un proyecto que brilló en la entrega de los Oscar, pasó por momentos difíciles en lo económico, por lo que el productor Alfonso Cuarón se endeudó para sacarlo a flote.

En entrevista con el productor Gary Alazraky, Cuarón reveló detalles de su trabajo en Roma, como lo fueron los problemas financieros que lo llevaron a pedir dinero prestado.

Con esta película sentí la necesidad de reconectarme con quien soy, de dónde vengo y cuál es mi esencia; mi esencia es mi familia y las heridas que comparto con ella y mi país”, contó Alfonso.

Yo sólo me endeudé, no fue que estaba el presupuesto que yo tenía, seguí pidiendo préstamos para seguir adelante, la película me pudo haber llevado a un desastre total, pero hay cosas mucho más grandes”, agregó.

Pero además, el productor mexicano reveló que sabía que con Roma y Yalitza Aparicio estaba en juego su prestigio como director pero aún así se aventuró.

No hago las películas por lana, fue una cuestión de necesidad de vida, una cuestión vital…”, aseguró.

Al final los premios llegaron y se coronaron el pasado domingo con tres premios Oscar: Mejor Director, Mejor Película Extranjera y Mejor Fotografía.

Foto Twitter