Mario Bracamonte González fue nombrado como delegado provisional del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Puebla, según lo determinó la secretaria general del partido, Yeidckol Polevnsky Gurwitz.

El acuerdo circuló este sábado, previo a la asamblea convocada para este domingo en la cual se pretende que sean los consejeros locales y no su dirigencia nacional quienes definan a su candidato a la gubernatura.

En el documento se expone que el estado de Puebla vive una situación extraordinaria porque no existe un comité estatal, el delegado en funciones no se encuentra ejerciendo el cargo y se avecina un proceso electoral extraordinario.

Por ello, a fin de “salvaguardar” los derechos del partido y no quedarse en estado de “indefensión” al no tener un órgano que lo represente, se designó de forma provisional a Mario Bracamonte como delegado en funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal.

El dirigente estaría en funciones hasta que se realice la renovación de la dirigencia, programada para el 20 de noviembre de este año.

De esta forma el funcionario partidista conduciría a Morena durante el proceso electoral extraordinario para la elección de un nuevo gobernador.

Foto Agencia Enfoque