Los últimos días de 2018 se vivieron sin control del comercio ambulante en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla a pesar de las peticiones que hicieron organizaciones empresariales en las mesas de trabajo con el ayuntamiento.

Durante un recorrido realizado la mañana de este lunes se pudo observar tanto a cuadrillas de limpieza como la instalación de puestos y descarga de materiales.

En el caso del andador peatonal 5 de Mayo, que en el Consejo de Comerciantes del Centro Histórico resaltaron como prioritario, se instaló la vendimia informal entre las avenidas 12 y la 16 Oriente - Poniente.

En los cruces del mismo andador, entre la 6 y 10 Oriente - Poniente se ocuparon las esquinas y, en algunos casos, con camionetas  invadieron áreas peatonales y las habilitaron como puestos.

Hacia la zona del Mercado 5 de Mayo y las pescaderías, la vendimia bloqueó totalmente la 16 Poniente entre la 7 Norte y el andador peatonal.

Al anunciar el inicio de las mesas de diálogo con las autoridades el 10 de diciembre, el presidente del consejo, José Juan Ayala, destacó que era prioritario atender el comercio ambulante en estos días para evitar afectaciones económicas. 

Según cifras del comercio organizado, 40 mil familias dependen del primer cuadro de la ciudad y, de no atenderse el problema de la informalidad, hacia marzo, unos 800 negocios estarían en riesgo de cierres, despidos o cambios de giro.

Foto Laura Ruiz