Las pérdidas anuales de los comercios poblanos a causa de la delincuencia casi se duplicaron en dos años, al pasar de 7 mil 125 millones de pesos en 2015, a 13 mil 254 millones en 2017, lo que implica un aumento del 86 por ciento, de acuerdo con los resultados de la última Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE).

Pese al incremento en las pérdidas por la inseguridad, ocho de cada 10 empresas que han sufrido delitos no presentaron una denuncia formal, según reveló la medición que elaboró el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y que fue dada a conocer este miércoles.

Por otra parte, la encuesta revela que en ese mismo periodo el promedio de robos por cada 10 mil comercios aumentó 5.7 por ciento, mientras que la tendencia nacional fue contraria, ya que los casos se redujeron en 4.9 por ciento.

Pérdidas millonarias deja la inseguridad

De acuerdo con los datos, la suma de las pérdidas de empresas poblanas a causa de la delincuencia en 2017 fue de 13 mil 254 millones 513 mil 128 pesos, cantidad que es 86 por ciento superior a la que el INEGI reportó en 2015 –la penúltima edición de la ENVE–, que fue de 7 mil 125 millones 653 mil 610 pesos.

Para obtener ese dato, se tomó en cuenta el gasto de los comercios en medidas de protección, que en el caso de Puebla fue por 4 mil 696 millones de pesos sólo en 2017. También contempla las pérdidas a consecuencia del delito, que equivalieron a 8 mil 558 millones.

Así, el INEGI estimó un promedio de gasto por cada comercio de 83 mil 335 pesos, mientras que en 2015 fue de 46 mil 495 pesos.

Los delitos más comunes en Puebla fueron el robo hormiga, así como de insumos o bienes. Ante ello, la medida de protección más común (el 32.5 por ciento recurrió a ella) fue cambiar cerraduras y poner candados. El 15 por ciento de los encuestados señaló que colocó cámaras de vigilancia, el 11 por ciento cambió puertas y ventanas, mientras que apenas un 2.5 por ciento adquirió un localizador GPS.

No se denuncian 8 de cada 10 casos

De acuerdo con los datos, el promedio de víctimas de la delincuencia por cada 10 mil comercios en Puebla, pasó de 3 mil 603 en 2015 a 3 mil 808 en 2015, lo que implica un aumento del 5.7 por ciento.

A su vez, la tasa de incidencia crece cuando se trata de grandes firmas y, según los datos, disminuye para el caso de las microempresas.

En total ocurrieron 252 mil 717 robos, de los que se denunció el 22.2 por ciento equivalente a 44 mil 966 casos, y de esta cifra se inició una averiguación en el 80.3 por ciento.

Según la evaluación, la cifra negra, término dado a los delitos que no se denuncian, se ubicó en un 82 por ciento, lo que se traduce en 8 de cada 10 casos que no se dan a conocer a las autoridades.

Foto / e-consulta