*

Penal fallido de Matheus quita dos puntos al América

Gran partido el que se vivió la tarde del domingo en el clásico nacional entre el América y las Chivas, mismo que se celebró en el estadio Azteca y causó grandes sorpresas para los asistentes.

Las Águilas del América manejaron el partido y trataron de hacer daño al Guadalajara, que llegó al coloso de Santa Úrsula con gran motivación, pues deseaban llevarse los tres puntos para seguir escalando posiciones.

El arquero Raul Gudiño, de las Chivas atajó todo intento de los azulcremas, quienes no se cansaron de ir al frente, incluso, el delanteroOribe Peralta se cansó de intentarlo, pues el arquero salió motivado y paró de todo.

La jugada que cambió el destino del juego, fue de Juan Carlos Van Rankin, quien desequilibró a la defensa y se metió hasta la cocina para servir el balón a Alan Pulido, quien solo empujó el balón al fondo de la red para abrir el marcador.

Las Águilas hicieron cambios y mandaron a la cancha a Andrés Ibargüen, quien por la banda izquierda burló a la defensa tapatía y tiró al poste más lejano para igualar el marcador, contando con el desvío de un defensivo.

La historia del partido acababa y el héroe del cotejo Raul Gudiño salió de forma violenta a tapar un balón, obstruyendo el camino de Henry Martin, motivo por el cual el silbante central marcó la pena máxima pero Matheus Uribe cobró mal y el arquero del Guadalajara terminó atajando.

Ambos equipos se llevaron un punto de la cancha del estadio Azteca y prepararán la semana para sus próximos duelos. América enfrentará a Tigres y Chivas a Pumas.

Foto: Twitter @Chivas