La empresa Nacional de Focos SA de CV, señalada por la organización “Dale la cara al Atoyac” de realizar descargas irregulares de aguas residuales impidió que el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap) realizara una inspección en sus instalaciones.

Esta viernes, inspectores del organismo, con apoyo de la empresa Acuapue, se apersonaron en las instalaciones de la industria dedicada a la fabricación de lámparas y bombillas, en el Parque Industrial Puebla 2000, con equipo jurídico del sistema solicitando su ingreso para realizar una inspección de rutina.

Sin embargo, Josué Luna, inspector del Soapap, confirmó a e-consulta que los directivos de la empresa no permitieron realizar una inspección plena pues se restringió el ingreso de personal y se delimitó un área específica para realizar las actividades.

“No dejaron entrar en la empresa argumentando que la orden no alcanzaba para poder ingresar, sólo pudimos revisar la parte exterior de sus oficinas administrativas donde sí encontramos vestigios de que están descargando agua residual, aunque parece que lo hicieron temprano”.

Dale la cara al Atoyac señaló que dicha empresa está contaminando un arroyo que atraviesa a un costado del parque industrial, además de que –aparentemente- dicha superficie es arrendada por otras empresas que también podrían estar arrojando contaminantes a la cuenca.

Por ello, personal del Soapap y Acuapue, acudió a la empresa con el objeto de verificar física y documentalmente que dé cumplimiento a las obligaciones ambientales en materia de tratamiento o descarga de aguas residuales, en apego a la Ley de Aguas Nacionales.

“Cuando les dijimos que teníamos que entrar a revisar todo, se pusieron pesados y dijeron que no. Y como no tenemos evidencia fehaciente de que el agua salga del área, no podemos dictaminar o sancionar a la empresa pues se interpretaría como una falta o abuso de autoridad”, explicó Luna.

No obstante, enfatizó que ante la negativa de la empresa para permitir una inspección adecuada en la zona, regresarán con una nueva orden oficial a cargo del Soapap solicitando un libre acceso a la empresa para garantizar que no haya vertimiento de aguas contaminadas.

Foto / archivo e-consulta