De acuerdo con información de Guiyang Evening News, una pareja de chinos de 24 y 26 años, respectivamente, acudió al con el obstetra Liu Hongmei con una preocupación: pese a tener relaciones sexuales frecuentemente, no lograban que ella se embarazara.

Según el medio que publicó la noticia, lo primero que ella le dijo al médico fue que las relaciones sexuales que tenía con su marido solían ser dolorosas, por lo que le realizó un examen ginecológico, tras el cual se dio cuenta de que la joven pareja estaba teniendo sexo anal en vez de vaginal ¡esa era la razón por la cual no habían podido concebir!

Una vez que el médico les confirmó a ambos que estaban en perfectas condiciones de salud les proporcionó un manual de salud sexual. Tras cuatro meses, la pareja logró quedar embarazada y en agradecimiento le enviaron a Hongmei una gallina y 100 huevos.

Cuatro años de matrimonio y ni el esposo ni la esposa supieron cómo quedar embarazados. Las parejas que carecen de conocimiento general son muy raras. Pero no es raro que las personas tengan ideas erróneas sobre el sexo” dijo el obstetra.

Errores como el cometido por la pareja china podrían parecernos curiosos, sin embargo, es un tema frecuente en aquel país debido a la falta de educación sexual, y es que las políticas educativas de China incluyen poco o nada temas relacionados con la sexualidad.

El tema de la carente educación sexual ha sido debatido en los últimos años, sin embargo, los avances han sido escasos y el sexo sigue siendo un tabú en las escuelas chinas.

Foto: crecerfeliz.es