Los minutos pasaban, pero ni colombianos ni senegaleses lograban marcar hasta que al minuto 74 apareció Yerry Mina, quien en el área con un potente remate venció al portero Khadim N'Diaye.

Este solitario gol logró que Colombia fuera líder de grupo y dejara que la segunda plaza se la pelearan entre Senegal y Japón.

Como asiáticos y africanos tienen los mismos puntos e igual misma diferencia de goles, el pase se quedó en manos de los japoneses por tener menos tarjetas amarillas.

Ahora el camino para colombianos y japoneses no luce fácil, ya que en la siguiente ronda se enfrentaran a dos máquinas de hacer goles: Bélgica e Inglaterra.

Los dos líderes del grupo G se enfrentarán para cerrar la fase de grupos del mundial y ese resultado definirá el cruce en octavos de final, en donde ya los esperan Japón y Colombia.

Foto Twitter

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]