A pesar de que Kalimba ha confesado ser una persona creyente y cercana a la palabra de Dios, el ex OV7 apareció en estado inconveniente por las calles de la Ciudad de México.

Al parecer el cantante tomo literalmente una de sus canciones y toco fondo pero de las copas que bebió en un restaurante de la capital azteca, pues al salir del lugar no podía mantenerse en pie por sí mismo y tuvo que ser auxiliado por sus amigos.

Mientras esperaba el taxi que lo llevaría a otro destino, el famoso tuvo que permanecer recargado en otro automóvil, y después fue escoltado para abordar su transporte. ¿Habrá seguido la fiesta?

Cabe señalar que a pesar de que el famoso no ha lanzado un nuevo proyecto musical desde hace algunos años, el artista sigue realizando presentaciones con sus antiguos éxitos.

Foto Agencia México

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]