Lo que era un día normal, viendo fotos en Instagram terminó con el hallazgo de una mujer: su esposo le era infiel.

Yulia Agranovych miraba diferentes fotos en la red social y al llegar a la cuenta de una chica, descubrió que una imagen que mostraba las vistas que se observan desde la habitación de la casa que compartía con su marido.

La foto le dejo claro que su pareja le era infiel y además de que era evidente de con quién la engañaba.

Pero la mujer engañada fue más allá y entró en el Instagram de la mujer, Vlada Abramovich, y descubrió que en su cuenta había más fotos con Nazar Grunko, su esposo.

Al descubrir el engaño de su esposo, la mujer decidió divorciarse, esto pese a que el hombre negó que le haya sido infiel.

En entrevista con el Daily Mail, Yulia dijo que “no estaba buscando nada, era una mañana normal”. “Al igual que otra persona en el siglo XXI, comencé mi día navegando a través de mi ‘time line’ en Instagram, y de repente vi esa fotografía”, contó.

Yulia dijo que “después de visitar su cuenta, encontré muchas otras fotografías interesantes, incluidas las de mi esposo”.

La joven mujer de 20 años comentó la fotografía de forma desafiante y expresando que sabía dónde había sido tomada: “Hermosa vista desde el dormitorio de mi esposo”.

El hombre se justificó alegando que había invitado a unos amigos a tomar algo antes de ir al cine, esto cuando ella no estaba.

Además dijo que Vlada no era su amante, sino que era la novia de un amigo. La presunta amante cerró su cuenta de Instagram y en otras redes sociales admitió que dormía con su marido, algo que deja muy claro que el marido de Yulia le había sido infiel.

Yulia sabe lo que quiere: el divorcio. “Espero hacerlo rápido, esas personas nunca cambian. Si encuentra una mujer que esté lista para estar con él y aceptarlo, que sean felices juntos”, expresó.

Foto Instagram

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]