Los reos que fueron torturados y extorsionados se niegan a presentar una denuncia en contra de Luis Alberto González Nieto, alias El Tato.

Los sujetos que aparecieron en un video cuando eran golpeados por la banda de El Tato en penal Neza-Bordo, prefirieron no hacer ninguna declaración ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Las autoridades indican que la negativa a renunciar de los reos obedece al código de silencio que impera en los penales para proteger su vida y la de las personas que los visitan.

La Fiscalía del Estado de México abrió 8 averiguaciones en contra de custodios del Penal Neza-Bordo, debido a que habrían atestiguado las golpizas que sufrieron los reos y no intervinieron.

Luis Alberto González Nieto, alias El Tato, es un sujeto de alta peligrosidad que con el traslado a Gómez Palacio, Durango, ha estado en 13 cárceles distintas desde hace 10 años.

El perfil criminológico que las autoridades hicieron de El Tato indica que representa un riesgo social por su agresividad latente y control inadecuado de sus impulsos.

El Tato eso originario de la Ciudad de México. Nació el 17 de septiembre de 1986. Tiene 31 años y mide un metro con 66 centímetros.

El sujeto fue capturado en 2007 y desde entonces se le ha acusado de los delitos de ultrajes, secuestro agravado, dos homicidios calificados, dos casos de robo de vehículo con violencia y delincuencia organizada.

El Tato lideraba una banda de extorsionadores dentro del penal Neza-Bordo y fue filmado cuando torturaba a los presos.

El sujeto fue trasladado al penal de Chiconautla, pero los reos organizaron un motín y trataron de matarlo.

Crédito de la foto Publimetro