Un estudio de la Universidad Estatal de Florida reveló que las mujeres que están casadas o sostienen una relación con hombres “feos” son más felices.

La estudiante de doctorado Tania Reynolds y la profesora asistente de psicología Andrea Meltzer encuestaron a 113 parejas de recién casados, de unos 20 años en promedio, y que sostienen una relación amorosa para tratar de entender si la felicidad está relacionada con el atractivo de las parejas.

De entrada las investigadoras calificaron a los participantes en función de su atractivo y les pidieron que respondieran un cuestionario sobre sus gustos y deseos personales.

Posteriormente, cada uno de los participantes se clasificó en deseabilidad basada en el atractivo de la cara y el cuerpo.

Los resultados arrojaron que las mujeres con maridos atractivos se sentían presionadas por su imagen y tienen una mayor tendencia a intentar hacer dieta para verse mejor.

“Me siento extremadamente culpable después de comer”, “me gusta que mi estómago esté vacío” y “me aterroriza ganar peso”, son las expresiones de algunas de las mujeres que aseguran que tienen una pareja atractiva.

En contraparte, quienes no tenían esposos atractivos se caracterizaron por no tener la necesidad de hacer esfuerzos físicos o dietas para “competir” contra otras mujeres, lo que haría a una mujer verdaderamente feliz.

La hipótesis de las investigadoras señala que estas mujeres llegan a disfrutar plenamente su vida al lado de sus hombres antiestéticos sin tener la necesidad constante de verse sexy para sus esposos.

Los resultados revelan que tener un marido físicamente atractivo, puede tener consecuencias negativas para las esposas, especialmente si esas esposas no son particularmente atractivas”, aseguró la investigadora Reynolds.

Con información de Telefe Noticias

Foto Para Los Curiosos

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]