El delegado en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Enrique Doger Guerrero exigió que tanto la Fiscalía General del Estado (FGE) como la Procuraduría General de la República (PGR) investiguen y sancionen a los responsables de la supuesta red de espionaje a cargo de la administración de Rafael Moreno Valle.

En entrevista, tras encabezar la ceremonia de graduación de V Generación de la Licenciatura en Enfermería en Línea IAPP, el funcionario federal recordó que cuando se desempeñaba como diputado federal por el PRI denunció haber sido víctima de espionaje telefónico.

"No olviden que fui (el) primero que denuncié esto cuando fui diputado federal. Recibí un anónimo con grabaciones de un servidor donde me señalan esto, que teléfonos míos estaban clonados e involucraban a Eukid Castañón; eso lo denuncié y señalé. Sería condenable que fuera del anterior gobernador (la responsabilidad de) quienes hicieran este tipo de tareas", opinó.

Enfatizó que es un delito grave intervenir conversaciones privadas cuando no tiene que ver con operaciones en seguridad ni combate a la delincuencia, que es cuando se utiliza esta tecnología.

"Lo que uno dialoga en privado o a través de un teléfono y se ventila, es un delito, está tipificado en la ley y se castiga severamente. Hay que investigar quiénes hicieron este espionaje y con qué recursos; es un delito que debe perseguirse", urgió quien forma parte de la lista de 45 personajes espiados por la pasada administración, según  dio a conocer el senador Luis Miguel Barbosa.

Finalmente, Doger consideró que esta situación no tiene por qué afectar las aspiraciones políticas del subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, dado que también se filtró una conversación telefónica que sostuvo con su homólogo de la Sedesol, Juan Manuel  Vega Rayet.